WoodArch | Casa TLS / Todos Los Santos
16654
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16654,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-woodarch,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Casa TLS / Todos Los Santos

Categoría
Residenciales
Producto
Aceite Cutek + Colortone Black Ash perfiles y revestimientos exteriores, Madera de White Oak cielos y muros, Madera Nativa de Mañío, Madera Termo Tratada de Ash pisos
Arquitecto

Principales Beals y Lyon arquitectos / Alejandro Beals Loreto Lyon

Colaborador Matteo Pallaoro

 

En el lago Todos Los Santos, al final de un fiordo con orientación norte sur y entre grandes coihues, se emplazan tres volúmenes que a pesar del tamaño total del proyecto, buscan pasar desapercibidos y disminuir su impacto en el lugar.

 

Sobre un zócalo de hormigón que negocia la pendiente del terreno se construyen tres volúmenes de madera. Una galería en la parte trasera conecta sus interiores con dos terrazas laterales, de manera de entender la manera de circular por el interior de esta casa en continuidad con los recorridos del lugar.

 

La estructura principal consiste en un sistema de postes y vigas de pino laminado, de una dimensión constante de 150x150mm. Toda la retícula se pre-fabrica con uniones de caja y espiga talladas con sistema de CNC. Estas uniones permiten eliminar herrajes a la vista, dejando sólo encuentros madera-madera.

 

Los revestimientos exteriores de madera se tratan con un sello con tinte oscuro, de manera de disminuir el impacto visual de los volúmenes contra el verde de fondo. Este color acerca además la nueva construcción a la imagen de otras estructuras agrícolas del mismo color que existen en la zona.

 

En el interior, y por contraste, maderas de pisos, muros y cielos son dejadas al natural. Tanto la estructura y la luz proveniente de lucarnas se cuelan y bajan a estos espacios desde lucarnas centrales. Los distintos interiores se giran buscando vistas entre los árboles, a la vez que los espacios entre los volúmenes iluminan la galería de conexión.

 

Este proyecto cuenta con una batería completa de Soluciones de Woodarch. El diseño de los perfiles ha demandado pruebas de enorme precisión, para materializar los diseños del arquitecto. Las maderas se han transportado desde Petrohué en barcaza, lo que ha exigido una cuidada logística.

 

“Llamé a Woodarch hace dos años porque debíamos abordar las especialidades de maderas en un proyecto intensivo en este material y me reuní con Andrés de Solminihac para saber qué me podían ofrecer. Desde la primera reunión me quedó claro que ésta era la empresa correcta para el encargo; para exterior contaban con madera termo tratada de Ash, de gran durabilidad y un precioso color café oscuro. Para cielos y muros queríamos Mañío y me explicaron la diferencia entre el Mañío de Chiloé y el de la cordillera de más al norte. En reunión con los propietarios éstos expresaron su preocupación por el medio ambiente y el impacto de usar Mañío adulto. Andrés explicó que el 95% de la explotación de maderas nativas corresponde a leña y por desgracia ilegal en su gran mayoría, pero que el uso para madera aserrada está normado y supervisado estrictamente. Y que en realidad la explotación responsable trae el beneficio de contar con más madera en pie en el futuro. Las maderas serían extraídas todas con certificación y cumpliendo con las regulaciones actuales. Para pisos nos propusieron White Oak que traen directo de EE.UU. a buenos precios, de registro de color similar al mañío pero de mayor dureza.”  – Alejandro Beals

No hay comentarios

Publica un comentario